Agenda 2017 > Memoria

Ballet de Senegal sanu África

XVIII Festival de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid Viernes 14 de marzo de 2008

Lugar: Fundación Carlos de Amberes C/ Claudio Coello,99 - 28006 Madrid
Fechas: 22 de febrero 2008
Hora: 20:00 horas
Organiza: Fundación Carlos de Amberes, Consejería de cultura y turismo de la Comunidad de Madrid
Patrocina: Consejería de cultura y turismo de la Comunidad de Madrid
Intérpretes: Nube Negra – Compañía de danza Alboury Dabo
Entrada libre hasta completar aforo

En una aldea africana un joven y una joven se enamoran… Los amigos desaconsejan el romance. El chico no cree en los espíritus y termina enfermando por culpa de los diablos. Sólo volviendo a los espíritus podrá salvar la vida y conseguir su amor. Mediante los tambores sagrados sabar, la familia del chico intercede ante los espíritus para que lo liberen de la maldición de los diablos. Una vez obtenido el perdón, los griots, músicos tradicionales, preparan con la familia de la novia la fiesta que precede a la boda. Cuando ésta se celebra, todo el pueblo se reúne cantando para transmitir su enhorabuena a los novios. Tras la ceremonia los amigos del novio visitan a la pareja para desearle suerte y que afronte con valor la nueva vida que se abre para ellos.

Un referente del ballet africano en Europa Este singular ballet, residente en la Comunidad de Madrid, se ha convertido en referente del ballet africano en Europa. Con 16 artistas en escena, realiza un gran despliegue artístico con los duelos percusionistas de los djembes, la belleza del canto, el sonido de la kora, los desafíos de los bailarines y bailarinas, y las coreografías que Alboury Dabo ha llevado en su corazón mientras iniciaba a los jóvenes en los secretos de las danzas del Senegal. Sanu África, primera ópera de Alboury Dabo, como corógrafo y creador de ballet africano, consigue reunir en escena a músicos y bailarines de las cinco etnias más representativas de Senegal: mandinga, toucouleur, wolof, serer y bambara. Sanu África, el tesoro de África, cuenta los amores de dos jóvenes que deben enfrentarse a numerosos avatares en su búsqueda de la felicidad. Tras una introducción con la kora y su cante, el sabar - tambor wolof por excelencia - nos acerca al mbalax en el que las mujeres y hombres despliegan saltos increíbles. Luego el djembé, el tambor africano más popular, nos lleva a coreografías donde Alboury y sus amigos no pueden evitar evocar el break dance. Para celebrar el final feliz con la boda, asistimos al despliegue de los assikos, el menos conocido de los tambores del África Occidental.