Agenda 2017 > Memoria

El fruto de la fe. El legado artístico de Flandes en la isla de La Palma

Museo Insular-Convento de San Francisco. La Palma. Del 10 de Julio al 30 de Agosto 2005

Organizan: Fundación Carlos de Amberes, Kunsthal de la Abadía de Gante y Cabildo Insular de La Palma

Cuenta con el patrocinio principal del Cabildo Insular de La Palma y el apoyo del Obispado de Tenerife y de la Vicaría de La Palma.

Además, contribuyen a su financiación la Comisión Europea (Educación y Cultura - Cultura 2000), la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX), la ciudad de Gante y el Gobierno de Canarias.

Esta exposición en tres sedes (Madrid-Gante-La Palma), ideada por la Fundación Carlos de Amberes a iniciativa del Cabildo Insular de La Palma, forma parte de un proyecto global de estudio del arte que los hacendados flamencos dejaron a su paso por La Palma en el siglo XVI, y que incluye, además de las exposiciones y su catálogo, el Congreso Internacional Ao modo da Flandres (Universidad de Lisboa, 11 - 13 de abril de 2005)

Esta exposición reune, por primera vez, un buen número de esculturas, retablos y pinturas religiosas del siglo XVI procedentes de los altares de las iglesias, ermitas y santuarios de la isla de La Palma. Se trata de un arte importado por los hacendados de origen flamenco que se establecieron en esta isla canaria, aprovechando el desarrollo del archipiélago como un punto clave en las rutas atlánticas, no sólo por ser una escala obligada para la expansión africana y americana que emprendieron las monarquías ibéricas, sino también por los contactos comerciales cada vez mayores que se establecieron entre los antiguos Países Bajos y este creciente mundo colonial.

Estas obras son un ejemplo inmejorable de uno de los capítulos más significativos del arte europeo en los inicios de la Edad Moderna, como es el de la existencia en Flandes (Bruselas, Amberes, Malinas...) de una próspera "industria" exportadora de retablos, esculturas y pinturas que, como es sabido, pronto inundó Europa desde los Países Nórdicos, el centro del continente, la Corona de Castilla y la de Portugal hasta llegar, como decimos, a las Islas Canarias.

La exposición pretende contextualizar este capítulo del arte flamenco dentro de las rutas comerciales atlánticas. Por ello, no sólo consta de una amplia serie de piezas de la Isla de la Palma, que constituyen el eje principal, sino de otras obras flamencas procedentes de Bélgica, España y Portugal, que tratan de llamar la atención del público acerca de las similitudes entre los ejemplares producidos por un mismo taller, y la existencia de "series", tipos y modelos comunes, poniendo sobre la mesa uno de los grandes temas de la Historia del Arte, tan de actualidad en el mundo contemporáneo, como es el de la dialéctica entre creación y originalidad por una parte, y copia y seriación por otra a través de unas aproximaciones, en su mayor parte inéditas, de obras de arte procedentes de Flandes, la Península Ibérica, las islas portuguesas y las Canarias.

La exposición ha podido ser visitada en Madrid del 2 de diciembre al 20 de febrero, del 4 de marzo al 5 de junio en el Kunsthal de la Abadía de Gante y del 10 de junio al 30 de agosto permanecerá en el Museo Insular de la Isla de La Palma.