Agenda 2017 > Memoria

El fruto de la fe. El legado artístico de Flandes en la isla de La Palma

Del 2 de diciembre de 2004 al 20 de febrero de 2005

Esta exposición reunirá, por primera vez, un buen número de esculturas, retablos y pinturas religiosas del siglo XVI procedentes de los altares de las iglesias, ermitas y santuarios de la isla de La Palma. Se trata de un arte importado por los hacendados de origen flamenco que se establecieron en esta isla canaria, aprovechando el desarrollo del archipiélago como un punto clave en las rutas atlánticas, no sólo por ser una escala obligada para la expansión africana y americana que emprendieron las monarquías ibéricas, sino también por los contactos comerciales cada vez mayores que se establecieron entre los antiguos Países Bajos y este creciente mundo colonial.

Estas obras son un ejemplo inmejorable de uno de los capítulos más significativos del arte europeo en los inicios de la Edad Moderna, como es el de la existencia en Flandes (Bruselas, Amberes, Malinas...) de una próspera “industria” exportadora de retablos, esculturas y pinturas que, como es sabido, pronto inundó Europa desde los Países Nórdicos, el centro del continente, la Corona de Castilla y la de Portugal hasta llegar, como decimos, a las Islas Canarias.

La exposición pretende contextualizar este capítulo del arte flamenco dentro de las rutas comerciales atlánticas. Por ello, no sólo consta de una amplia serie de piezas de la Isla de la Palma, que constituyen el eje principal, sino de otras obras flamencas procedentes de Bélgica, España y Portugal, que tratan de llamar la atención del público acerca de las similitudes entre los ejemplares producidos por un mismo taller, y la existencia de “series”, tipos y modelos comunes, poniendo sobre la mesa uno de los grandes temas de la Historia del Arte, tan de actualidad en el mundo contemporáneo, como es el de la dialéctica entre creación y originalidad por una parte, y copia y seriación por otra a través de unas aproximaciones, en su mayor parte inéditas, de obras de arte procedentes de Flandes, la Península Ibérica, las islas portuguesas y las Canarias.

La exposición viajará posteriormente a Gante (Abadía de San Pedro) y La Palma (Convento de San Francisco) hasta agosto de 2005.