Agenda 2017 > Memoria

Elogio de lo cotidiano, de Tzvetan Todorov

Jueves 18 de abril de 2013

Fecha: Jueves 18 de abril a las 19,30 h.
Lugar:
Auditorio de la Fundación Carlos de Amberes,
c/ Claudio Coello 99, Madrid.
Tel. 914 352 201, www.fcamberes.org.
Organizan:
Fundación Carlos de Amberes y Galaxia Gutenberg
Colabora: Instituto Francés de Madrid

Entrada libre hasta completar el aforo. Traducción consecutiva del francés

1.- Sobre Elogio de lo cotidiano. Ensayo sobre la pintura holandesa del siglo XVII, de Tzvetan Todorov


A lo largo de la historia del arte se han producido varias rupturas temáticas y de estilo: así por ejemplo cuando en el siglo xv, junto a la representación de lo divino, irrumpe en la pintura el retrato del individuo. (Véase Tzvetan Todorov, Elogio del individuo, Galaxia Gutenberg, 2006.) Otra no menos relevante tiene lugar cuando en la pintura holandesa del siglo XVII, en vez de los personajes históricos, mitológicos o religiosos, las telas se pueblan de temas de la vida cotidiana. De repente parece como si ni en la pintura ni en el mundo no hubiera ya espacio para héroes ni santos. Los soldados, que encarnaron siempre las virtudes heroicas por excelencia, aparecen descansando o tomando vino, jugando a cartas, cortejando a jóvenes damas o durmiendo. La pintura pasa a someterse únicamente a lo existente y evita la idealización y lo edificante. Deja de inventar la belleza para descubrirla en lo que rodea al hombre. Y busca convertir en bello aquello que no lo es. ¿Por qué se produce esta transformación? ¿Por qué en los Países Bajos? ¿De qué cambios más profundos en la sociedad europea es el reflejo? ¿Qué nos enseña hoy que vivimos amenazados por nuevas formas de degradación de la vida cotidiana?


2.- Sobre los ponentes

Tzvetan Todorov

Nació en Sofia, Bulgaria, en 1939, y desde 1963 reside en París. Considerado uno de los mayores intelectuales de nuestro tiempo, ha impartido clases en la École Pratique des Hautes Études y en la Universidad de Yale, y sus lecciones magistrales se han escuchado también en las universidades de Nueva York, Columbia, Harvard y California. Desde 1987 dirige el Centro de Investigaciones sobre las Artes y el Lenguaje del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS). Entre otros reconocimientos, ha sido distinguido con la medalla de la Orden de las Artes y de las Letras en Francia y el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2008. Todorov ha dedicado una faceta importante de su obra al estudio de la pintura y a como ésta refleja los cambios en el pensamiento y en los valores de las sociedades europeas y participa en ellos. Así lo hizo en Elogio del individuo con el nacimiento de la noción de individuo y la preponderancia de lo humano en el siglo XV, en Elogio de lo cotidiano con la puesta en valor de los objetos y las escenas cotidianas en el siglo XVII, y en Goya a la sombra de las Luces analiza el pensamiento ilustrado en la obra del pintor español. Son diez los libros de Todorov publicados por Galaxia Gutenberg: Elogio del individuo (2006), Los aventureros del absoluto (2007), El espíritu de la Ilustración (2008), El miedo a los bárbaros (2008), La literatura en peligro (2009) —publicada también en catalán—, La experiencia totalitaria (2010), Vivir solos juntos (2011), Goya a la sombra de las Luces (2011) y Los enemigos íntimos de la democracia (2012).

Jose Luis Pardo

Es profesor de Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid; ha traducido a filósofos contemporáneos de la talla de Deleuze, Serres, Debord o Lévinas y colabora en diversas publicaciones especializadas y en las páginas culturales de El País. Desde su primer libro, Transversales. Textos sobre los textos (1978), y a lo largo de una trayectoria que incluye ensayos como La banalidad (1989), reeditado en 2004, Sobre los espacios: pintar, escribir, pensar (1991), Las formas de la exterioridad (1992), La intimidad (1996) o Fragmentos de un libro anterior (2004), José Luis Pardo ha demostrado una verdadera vocación por ejercitar esa manera especial de empezar el pensamiento que denominamos filosofía. Una vocación también presente en una de sus obras capitales, La regla del juego, por la que obtuvo el premio Nacional de Ensayo 2005