Quiénes Somos > Los primeros años

Pedro Pablo Rubens, El martirio de San Andrés, 1637
Fundación Carlos de Amberes, Madrid

LOS PRIMEROS AÑOS

A su muerte en 1604, la futura Fundación solo contaba con los inmuebles; será el archero real Miguel de Frêne el encargado de materializar la idea de Carlos de Amberes, poniendo en marcha el nuevo Hospital de San Andrés de los Flamencos en una de las casas legadas y bajo la advocación de San Andrés, patrón de la nación borgoñona. Coincide en un período en que fue común el nacimiento de instituciones de caridad privadas destinadas a la atención de miembros de una misma nacionalidad, corporación o gremio.

En 1609 el rey Felipe III aceptó el patronato de la Diputación, para sí mismo y para sus sucesores, estableciéndose en las Constituciones unas relaciones entre la monarquía española y la Fundación que se han mantenido hasta nuestros días. Una ratificación de Felipe IV estipuló la obligación de regencia del Hospital por población natural de las XVII Provincias de Flandes o por sus descendientes, conservando así el vínculo histórico de estos territorios con la península.

La construcción de un nuevo edificio que albergase el hospital y la iglesia fueron encargadas en 1621 al arquitecto y maestro mayor de las obras de Madrid, Juan Gómez de Mora, situado en lo que ahora se denomina cuartel del Barquillo. Para el altar mayor Jan Van Vucht encargó en 1630 el Martirio de San Andrés a Pedro Pablo Rubens, a la que ha pertenecido desde entonces.